logo

 

Entrevista a Moisés García Arencibia, Doctor en Bioquímica y Biología Molecular y divulgador científico, colaborador en varios de los eventos organizados o promovidos por la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información del Gobierno de Canarias. 

Moisés fue apodado tiempo atrás como un "investigador a contracorriente" por la vuelta a Canarias, su tierra natal. El periplo científico le ha llevado durante estos años a patear varios laboratorios por toda Europa. Ahora sigue trabajando investigando sobre cannabinoides y divulgando ciencia siempre que puede. ¿Qué podemos aprender de su experiencia? En Ciencia Canaria hemos hablado con el investigador.

Cannabinoides, una puerta "casi desconocida" a nuevos tratamientos

El principal trabajo de Moisés como Licenciado en Biología y en Bioquímica y Doctor en Bioquímica y Biología Molecular, ha sido con unas sustancias naturales sujetas, muchas veces, al desconocimiento y a la polémica: los cannabinoides. ¿Qué son? "Los cannabinoides son aquellos compuestos capaces de activar los receptores para cannabinoides que tenemos en el cuerpo", explica Moisés, "especialmente en el cerebro".

Estos receptores, nos cuenta el biólogo, forman parte de un sistema de señalización celular conocido como sistema endocannabinoide, el cual regula numerosas funciones en el organismo: el apetito, el sueño, el dolor, la memoria... "Los cannabinoides más conocidos son los fitocannabinoides", aclara Moisés, "que están presentes principalmente en la planta Cannabis sativa, pero nuestro cuerpo fabrica sus propios cannabinoides, llamados endocannabinoides. También existen cannabinoides sintéticos, diseñados en el laboratorio".

Este experto lleva años trabajando con estas sustancias en el laboratorio: "Tanto los cannabinoides de la planta como los cannabinoides sintéticos, al ser más potentes que los endocannabinoides, pueden usarse para estimular o bloquear el sistema endocannabinoide y obtener así un beneficio terapéutico".

De esta manera, se pueden usar para el alivio del dolor, para eliminar las náuseas asociadas a la quimioterapia, para abrir el apetito o para disminuir la espasticidad asociada a la esclerosis múltiple, entre otras cosas. "De hecho, existen ya fármacos cannabinoides en el mercado para el tratamiento de estas patologías. Pero lo que resulta más interesante es que los cannabinoides también influyen en la decisión que toman las células acerca de si morir o sobrevivir".

Por ejemplo, los cannabinoides, por un lado, son capaces de proteger a las neuronas al tener capacidad antioxidante, antiinflamatoria, antiexcitotóxica y estimulante de la autofagia. Por otro, se ha visto que los cannabinoides son capaces de causar la muerte de células tumorales. "Por esto, existen numerosas líneas de investigación acerca del potencial neuroprotector y anticancerígeno de los cannabinoides que han acumulado ya mucha evidencia en los estudios de laboratorio y están listas para ser probadas en ensayos clínicos".

El debate sobre los cannabinoides

"La gente asocia los cannabinoides con la marihuana y solo piensa en los efectos psicoactivos que causa el consumo de la planta". Estos son causados principalmente por el delta 9-tetrahidrocannabinol o THC, tal y como explica Moisés. "Pero la planta tiene más de 100 cannabinoides distintos y no todos son psicoactivos como el THC. Por ejemplo, existe un nuevo fármaco basado en el Cannabidiol [o CBD], un cannabinoide no psicoactivo, que ha demostrado su utilidad y seguridad para el tratamiento de determinados tipos de epilepsia infantil".

"En clínica se usan los opioides como la morfina para el alivio del dolor desde hace años, siendo más adictivos y problemáticos que los cannabinoides"

"Además", apunta, "si el efecto secundario de poder dormir o de eliminar el dolor es un ligero efecto psicoactivo, no veo donde está el problema. En clínica se usan los opioides como la morfina para el alivio del dolor desde hace años, siendo más adictivos y problemáticos que los cannabinoides".

Aun así, el debate se fundamenta en el efecto pernicioso que tiene el abuso de estas sustancias. Este tiene graves consecuencias en nuestra salud, tal y como sabemos desde hace mucho tiempo atrás. En concreto, tenemos evidencias de que el consumo de marihuana afecta a la memoria a corto plazo y puede provocar brotes psicóticos, especialmente en personas que ya presentan alteraciones psiquiátricas.

Aún más peligroso resulta el consumo de marihuana durante la infancia y la adolescencia. Como decíamos, estos fitocannabinoides imitan a las sustancias que creamos naturalmente, pero de una manera mucho más intensa, desencadenando respuestas incontroladas e indeseadas. Aun así, como indicaba el investigador, esta problemática solo se puede asociar al uso recreativo y al abuso, lo que ha terminado por trasladar el debate, tal vez de forma injustificada, al campo científico.

"El próximo año estaré en la Universidad de La Laguna, ya que recientemente he ganado una plaza de Profesor Ayudante Doctor en el área de Biología Celular en esa universidad. Espero poder retomar allí mi investigación, que se centra principalmente en el potencial terapéutico de los cannabinoides en enfermedades neurodegenerativas".

De Europa a Canarias

Moisés ha trabajado en la Complutense de Madrid, en el Wolfson Centre for Age Related Diseases de la University College de Londres, en la Università degli Studi di Ferrara, en el Cambridge Institute for Medical Research, en el Campus de Excelencia Internacional Moncloa y, más recientemente, trabajó en el Instituto Universitario de Investigaciones Biomédicas y Sanitarias de la ULPGC.

¿Cómo termina un investigador experto en un área con tanto por descubrir, y tras patearse Europa de un laboratorio a otro, de nuevo en Canarias? "Lo que me hizo regresar a Canarias era la idea de formar una familia, así que todos los sinsabores quedan compensados con el hecho de poder volver a casa del trabajo y disfrutar de mi esposa y de mi hija".

Pero más allá de lo personal, ¿qué hay tras las decisiones profesionales? "En este tiempo no he descuidado la investigación ni la divulgación. En Cambridge hay mucho más dinero invertido en ciencia del que hay en España, lo que permite tener mejores recursos y más libertad para investigar. En general, hay más interacción y colaboración entre grupos de investigación de la que hay aquí".

El panorama investigador es un tanto distinto al que estamos acostumbrados tanto en la península como en las islas. "Todos los profesores de universidad que conocí en Cambridge se dedicaban a la investigación además de a la docencia, mientras que aquí hay bastantes que no han publicado un artículo en años. Tras finalizar mi contrato de investigador en la ULPGC el verano pasado, este año he trabajado como profesor de Formación Profesional en el Departamento Sanitario del IES Teror".

"También es más fácil progresar en la carrera investigadora allí que aquí, ya que hay más igualdad de oportunidades al ser un sistema más meritocrático y menos endogámico que el español, donde en muchos sitios las plazas van para "el amigo de" y no para el más cualificado para ocuparla. Para alguien como yo, que no estudió en una universidad canaria y que comenzó a trabajar aquí en 2014, no ha sido sencillo conseguir una plaza de Profesor Ayudante Doctor por este ambiente endogámico en el que las plazas se convocan en muchos casos para una persona en concreto".

Divulgación y ciencia, una suma necesaria

Además de su trabajo como investigador y docente, Moisés ha colaborado poniendo su granito de arena como divulgador científico, ayudando a que la gente conozca su trabajo, la importancia de los científicos y el valor de los cannabinoides. "Considero que la divulgación del propio trabajo investigador es una obligación del científico, y que debe hacer llegar a todo el mundo sus resultados, no solo a los otros científicos y a los comités evaluadores".

"Al fin y al cabo, nuestro sueldo y nuestros proyectos se financian con el dinero de los impuestos que pagamos entre todos, así que es justo que todos sepan en qué se ha invertido ese dinero"

"Al fin y al cabo, nuestro sueldo y nuestros proyectos se financian con el dinero de los impuestos que pagamos entre todos, así que es justo que todos sepan en qué se ha invertido ese dinero. Además, en mi caso, no solo divulgo sobre mi tema de investigación, sino sobre otros temas científicos y sobre escepticismo y pensamiento crítico. Creo que es importante que la gente conozca lo importante que la ciencia es en su día a día y que sepa distinguirla de lo que no es ciencia. Necesitamos que la gente esté dispuesta a protestar por los recortes en ciencia igual que lo hacen por los recortes en educación o sanidad, por ejemplo".

Moisés comenzó su carrera divulgadora como miembro del Comité de Divulgación de la Sociedad Española de Investigación sobre Cannabinoides, la SEIC, dando charlas en colegios e institutos sobre el efecto del cannabis en el cerebro. "Después he participado como organizador o ponente en distintos eventos como 'La Semana de La Ciencia', 'La Semana del Cerebro', 'Desgranando Ciencia',.."

"Durante mi estancia en Cambridge comencé un blog, El Blog Falsable que tengo ahora abandonado y empecé a colaborar con otros blogs como Hablando de Ciencia o Mapping Ignorance. Recientemente, he participado también en "Somos científicos, ¡sácanos de aquí!" un concurso en el que los científicos interactúan con estudiantes de entre diez y dieciocho años, lo que me pareció una experiencia alucinante".

¿Y qué hay de las islas? Este investigador canario no ha olvidado a su tierra natal, por supuesto. "En el tiempo que he estado aquí he participado en numerosas actividades de divulgación. Una de las principales ha sido traer el Festival Pint of Science a Gran Canaria, junto a los compañeros de la Asociación de Investigadores de Las Palmas (INVEPA), del que hemos celebrado ya dos ediciones. He podido comprobar que hay mucha gente con ganas de asistir a eventos de divulgación y que hay escasez de los mismos en la isla".

"Hay que explicar las cosas de forma que el público general las pueda entender, sin perder rigor por ello"

"He participado en dos ediciones de los Campus de la Ciencia y la Tecnología de Canarias, que tratan de acercar la ciencia que hacemos en las universidades del archipiélago a estudiantes de secundaria y bachillerato. Como no podía ser de otra manera, he impartido distintas charlas sobre cannabinoides para el público en general, en el Museo Elder de la Ciencia y la Tecnología, para asociaciones de pacientes de párkinson o de cáncer de mama, por ejemplo. Recientemente he impartido una charla sobre pensamiento crítico y escepticismo a los estudiantes de Medicina de la ULPGC, invitado por la asociación IFMSA.

Como nos decía este investigador, es muy importante divulgar lo que se hace en los laboratorios. Pero para ello hay que atraer a la sociedad: "Lo primero es quitarles de la cabeza la idea de que la ciencia es algo muy complicado que solo está al alcance de unos pocos que son capaces de entender su lenguaje".

"La ciencia es un trabajo más para el que hay que prepararse. Hay que explicar las cosas de forma que el público general las pueda entender, sin perder rigor por ello. Creo que mi actividad docente me ha ayudado en la divulgación y viceversa. Hay que intentar captar su atención contándoles una historia, no solo una sucesión de datos y hacer que vean lo importante que es la ciencia en sus vidas, aunque sea investigación básica. Y también creo que hay que dejarles participar, ya sea con talleres, debates o resolviendo las preguntas que una persona pueda tener".

 

Más sobre este tema

¿Qué papel juegan los cannabinoides en nuestra salud?

“Si este contenido se presentara de manera más atractiva llegaría a más personas”

Pint of Science Canarias 2018

 
 
 
 

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita y mejorar nuestros servicios. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, así como cambiar la configuración de cookies en cualquier momento. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.

  Acepto el uso de cookies de este sitio