logo

 

Entrevista a Carlos Pazos, ilustrador y divulgador científico. ¿Puede ser un cómic riguroso? ¿Se puede emplear el humor y los dibujos para divulgar ciencia? ¿Qué resultados tiene el explorar este formato divulgativo?

En Ciencia Canaria hemos hablado con Carlos Pazos, más conocido por su marca Mola Saber con la que trabaja divulgando sobre todo tipo de conceptos y noticias científicas con mucho humor y también acierto. ¿Qué nos ha contado?

Divulgar con nuevas narrativas, una necesidad

A medida que avanzamos en el mundo de la ciencia, más obvia se hace la necesidad de poder diseminar los resultados a los que se llega en un laboratorio entre toda la población. Con la firma del Horizonte 2020, Europa dispuso la obligación de realizar divulgación de los hallazgos destinada a todos los públicos.

La divulgación en castellano, sobre todo si tenemos en cuenta a la de origen español, no tiene más que unas décadas. Los tímidos trabajos anteriores para difundir la ciencia pasaban desapercibidos, pero con la llegada de la "divulgación 2.0", distribuida por Internet, estamos viviendo una auténtica democratización de la divulgación científica.

Por fin vemos cientos de interesados: científicos, profesores, amantes de la ciencia, periodistas... dedicándose a la divulgación científica. Entre ellos destacan quienes saben hacer llegar el mensaje de una forma original pero rigurosa. Personas como Carlos Pazos, cuya formación como ingeniero en diseño industrial y director de arte y diseño le ha permitido explorar la comunicación gráfica desde diversas áreas y enfoques.

Pero ¿cómo se llega hasta la ciencia? "Fue algo gradual. Tiempo atrás, cuando empecé a tontear con la divulgación, me ganaba la vida con el diseño y la comunicación visual", explica el divulgador. "Al principio, debido a mis intereses personales, consumía publicaciones científicas de diversas fuentes, en parte, gracias a los divulgadores cuya dedicación me ayudaba a entender mucha información que de otro modo me hubiera costado entender".

 

“Pero incluso con su trabajo, era evidente que había mucho material interesante que no llegaba al público general simplemente por una cuestión de formato. Y pensaba: 'Es una pena; si este contenido se presentara de manera más atractiva llegaría a más personas’”. La visión de Carlos es compartida por muchos divulgadores, que ven en las nuevas narrativas un filón para la divulgación.

"Empecé escribiendo algún que otro artículo, solo porque era el medio más común para hacer divulgación, hasta que decidí integrar imágenes concretas y obtuve buenos resultados. Eso me llevó a definir un estilo que sirviera para todos los públicos y a elaborar mi primera infografía, que trataba sobre evolución estelar. Tuve suerte, buena acogida y desde entonces estoy metido en esto". Así es cómo comenzó la aventura de Mola Saber.

 

Ciencia en cómics, ilustración e infografías

"Lo principal es transmitir algún tipo de emoción junto con el contenido que se pretende comunicar. No hacen falta dibujos muy elaborados para conseguir esto"

¿Cómo se enseña ciencia a la sociedad a través del formato gráfico? "Lo principal es transmitir algún tipo de emoción junto con el contenido que se pretende comunicar. No hacen falta dibujos muy elaborados para conseguir esto", nos explica el ilustrador. "En mi caso, me he inclinado por el humor o la simpatía pero, en realidad, puede servir cualquier emoción".

Pero hablamos de conceptos que pueden resultar complejos y sofisticados, así que no solo sirve con la emoción. "Lo segundo que destacaría es hacer una buena síntesis del contenido y, si es posible, reducirlo a su mínima expresión". Otra cuestión básica, y que, además, supone un gran reto para el divulgador, es la rigurosidad.

"Hay que ser riguroso siempre. Eso es lo que diferencia un contenido de calidad de la cháchara y la verborrea", afirma tajante el divulgador. "Es cierto que en la simplificación de mensajes complejos hay que sacrificar exactitud para facilitar la comprensión, pero en ningún caso hay que incurrir en mentiras o falsedades".

"Hay que ser riguroso siempre. Eso es lo que diferencia un contenido de calidad de la cháchara y la verborrea"

Esta forma de contar hechos científicos parece compleja, pues necesitas de ciertos conocimientos en diseño e ilustración. Pero también abre puertas a la creatividad. "Una de las razones que más me motiva es que puedo dar un enfoque distinto, más fresco. Tocar mentes que de otra manera no se interesarían por la ciencia y ayudar a generar una base para que la cultura popular se alimente de ella y, con el tiempo, demande más contenidos científicos".

 

 

La ilustración no es la última frontera

Además de Mola Saber, la trayectoria de Carlos le ha llevado a participar en otros proyectos divulgativos. "Con relación a la ilustración, dentro de las islas he participado en muy pocos", responde cuando le preguntamos por los eventos sobre dibujo en los que ha participado en Canarias.

"A nivel local apenas habré dado alguna charla. Sin embargo, mi actividad me ha llevado a conocer a otros divulgadores de Canarias. Y entonces nació Radio Skylab, un podcast sobre espacio y cienciaformado cuatro integrantes: Victor Ruíz, Victor Manchado, Daniel Marín y un servidor; llevamos más de un año y estamos encantados con la acogida y el alcance".

Ilustración, podcast, ¿qué más tiene entre manos este divulgador? "Fuera de Canarias, y desde hace dos años, he tenido la puerta abierta de par en par para participar en Naukas; y soy colaborador en Scenio, una plataforma para dar visibilidad a contenidos creativos científicos y que encaja muy bien con lo que hago en Mola Saber. No queda mucho para que vea la luz un trabajo editorial en el que he dedicado tiempo e ilusión pero del que todavía no puedo dar demasiados detalles".

 

 

La importancia de la divulgación científica

Ser un divulgador científico, en los tiempos que corren, no es nada fácil: "Mi mayor reto ha sido compaginar mi actividad laboral, que también me encanta y con la que me gano la vida, con la divulgación, que hasta ahora he hecho por amor al arte", explica Carlos al preguntarle por las dificultades de lo que hace.

"Por otro lado, mi mayor triunfo ha sido mantenerme activo a pesar de todo y el proyecto editorial que antes mencionaba. Lo que sí echo de menos es que, al no pertenecer a determinados círculos académicos, he visto pasar algunas oportunidades en las que me habría gustado participar y para las que estaba perfectamente capacitado".

A pesar de todos los retos a los que los divulgadores están expuestos, la labor de estos, sea profesional o por amor a la ciencia, es imprescindible. "[La divulgación] es necesaria porque da visibilidad al esfuerzo de miles de científicos e investigadores que están haciendo de este mundo un lugar mejor y pone su esfuerzo en contexto", sentencia sin dudar el diseñador.

"La divulgación es una actividad enriquecedora, no solo por todo lo que uno aprende y aporta, sino por la cantidad de personas interesantes que conoces"

"Además, los contenidos divulgativos pueden rellenar los huecos que la educación o la formación individual no han conseguido completar", opina. Esto es especialmente relevante cuando hablamos de formatos diversos y diferentes al tradicional escrito: "Su importancia radica en el alcance".

"En los tiempos que corren los formatos tradicionales siguen y seguirán siendo necesarios para determinadas áreas y niveles académicos. Hacer divulgación con otros formatos, haciendo uso de los medios que más consume la población en general, construye una diversidad adecuada para todos los niveles y todos los gustos".

Por todo ello, es necesario seguir divulgando y seguir explorando nuevos formatos divulgativos. "La divulgación es una actividad enriquecedora, no solo por todo lo que uno aprende y aporta, sino por la cantidad de personas interesantes que conoces. Además, vivimos en una era de desinformación y todo el que colabore para combatirla hace una labor necesaria y bienvenida. Eso sin contar que uno mejora tanto como dibujante, como divulgador y, también como comunicador", zanja Carlos.

Más sobre este tema

Mola Saber

La fisión como una breve historia

Acoplamiento de Marea

 
 
 

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita y mejorar nuestros servicios. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, así como cambiar la configuración de cookies en cualquier momento. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.

  Acepto el uso de cookies de este sitio