logo

 

Antártida. Fuente: Pixabay

2019 promete ser un año lleno de novedades científicas, especialmente en el campo de la genética, que marcará un antes y un después, pero también en la astrofísica, en la publicación y, curiosamente, en la exploración de la Antártida

Llega otro año, nuevo, a estrenar. Y con él también vienen las novedades científicas, miles de retos que superar y mucha más esperanza. ¿Qué veremos este 2019? ¿Cuáles serán los avances que estén en boca de todo el mundo? Hagamos un ejercicio de imaginación al respecto y tratemos de adivinar el futuro de la ciencia.

La modificación genética será la protagonista

Laboratorio. Fuente: WikimediaA la luz de los últimos hallazgos y controversias sobre la modificación genética humana, la ciencia no tendrá más remedio que dar un paso adelante. En 2019 veremos muchos avances en el uso de CRISPR cas9, la herramienta de edición genética más puntera que hemos tenido jamás.

Más importante será la revisión bioética y la creación de un marco coherente que contemple el uso más adecuado CRISPR

Pero más importante aún será la revisión bioética y la creación de un marco coherente que contemple el uso más adecuado de esta técnica. A raíz del nacimiento de los primeros bebés modificados genéticamente, en China, la comunidad científica se ha puesto en marcha para sopesar el impacto de este procedimiento y evitar que nadie use de manera inadecuada la herramienta genética.

A medida que pase el año nuevas aplicaciones y nuevas técnicas aparecerán asociadas a la modificación genética. Lo que todavía no sabemos es si estas se aplicarán en humanos o hasta qué punto lo harán. ¿Será 2019 el año en el que veamos la cura para muchas de las enfermedades genéticas intratables?

Volveremos a los polos

En enero comenzará la que sea, probablemente, una de las misiones más largas en el continente antártico. Durante cinco años, un equipo conjunto de EEUU y Reino Unido comenzarán a estudiar el glaciar Thwaites, que comenzará a colapsar en breve. La misión tendrá como objetivo entender qué ocurre en el hielo de la Antártida, para lo que analizarán su estructura, sus movimientos, su composición y muestras de hielo formado hace más de un millón de años.

¿Veremos al fin el Colisionador Lineal Internacional?

¿Será 2019, por fin, el momento de comenzar la construcción del ILC?

Mucho tiempo se lleva hablando del sucesor del LHC, el Colisionador Lineal Internacional (o ILC). Este proyecto, propuesto en 2012, pretende estudiar la física fundamental a niveles imposibles por el momento. El bosón de Higgs será una de las partículas a estudiar, al igual que otras para las que se necesita una cantidad de energía enorme para producirlas. Su construcción supone un gasto de más de 7.000 millones de dólares, lo que ha llevado a retrasar el proyecto hasta la fecha. ¿Será 2019, por fin, el momento de comenzar su construcción?


Comienza el Plan S

El ambicioso COAlition S, un plan para derivar todo el conocimiento científico financiado de manera pública a repositorios Open Access. Este plan ha sido firmado por una decena de países de la Unión Europea, quienes crearán un organismo capaz de financiar la publicación OA. Muchos otros países, entre ellos España, se han quedado fuera de esta iniciativa por diversas razones: políticas, económicas o éticas. En cualquier caso, 2019 será el año en el que comience a ponerse en marcha, apreciándose sus efectos en el tejido investigador.

El telescopio más grande del mundo abrirá sus puertas

El telescopio de apertura esférica chino, con sus 500 metros de diámetro, por fin estará completo. Este telescopio será completamente operacional en septiembre, si todo va bien, convirtiéndolo en el más grande del mundo (sin contar los arrays de telescopios, formados por la combinación de muchos). Este artilugio comenzó a construirse en 2016 y desde hace tiempo ya ha empezado a mostrarnos el universo, habiendo identificado 50 nuevos púlsares. El siguiente objetivo de este telescopio será detectar señales muy débiles procedentes de diversos fenómenos, como los estallidos rápidos de señales de radio o las nubes de gas.

El Telescopio de Treinta Metros podría cambiar de emplazamiento

Este año nuevo podría traer una sorpresa inesperada: la recolocación del TMT

TMT. Fuente: TMTEs un tiro largo, pero el Telescopio de Treinta Metros (o TMT), que ahora mismo se planea construir en la montaña hawaiana Mauna Kea, podría no finalizar allí. Esto se debe a que, a pesar de que las cortes dieron permiso para su construcción, los nativos han apelado a diversas cuestiones legales para retrasar al máximo el proyecto. Este 2019 el consejo deberá elegir si el TMT será finalmente construido en Mauna Kea o si se cambia el emplazamiento.

Esto podría suponer una oportunidad para las Islas Canarias, que eran uno de los lugares escogidos en un primer momento. Es un tiro largo, y probablemente el TMT no termine en Canarias, pero si así fuese, además de ser uno de los instrumentos más punteros, con él vendrían nada menos que 1.400 millones de dólares de inversión. ¿Traerán los Reyes Magos, en 2019, un nuevo telescopio a las islas?

 

Más sobre este tema

 

 

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita y mejorar nuestros servicios. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, así como cambiar la configuración de cookies en cualquier momento. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.

  Acepto el uso de cookies de este sitio