logo

 

Entrevista a Pedro Fuentes. Director de la oficina técnica del Observatorio Canario de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información.

La Navidad en Canarias está impregnada de ciencia. La Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información organiza de nuevo y por tercer año consecutivo las Navidades Científicas, un amplio programa de actividades destinado a difundir el conocimiento científico y tecnológico en las islas. A lo largo del mes de diciembre, diferentes espacios celebran estas fiestas compartiendo las últimas tendencias en cultura tecnológica. “Una iniciativa que gana seguidores cada año” y que, como señala Pedro Fuentes, director de la oficina técnica del Observatorio Canario de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información, va tras la pista de nuevas vocaciones científicas en el Archipiélago.

¿Cuál es la función del Observatorio Canario de Telecomunicaciones cuya oficina técnica usted dirige?

En la página web del Observatorio tenemos colgado un lema del famosísimo físico inglés Lord Kelvin, que vivió a caballo entre el siglo XIX y el XX, que viene a decir: ‘lo que no se puede medir, no se puede mejorar’. Y esto es básicamente lo que hacemos en el Observatorio. Hacemos estudios, informes de carácter periódico, para tomar el pulso al sector TIC en el Archipiélago. El objeto final es que esa información sirva al Gobierno Autonómico para tomar decisiones y definir programas que nos permitan mejorar en aquellos indicadores en los que estamos peor.

“Las economías modernas necesitan nutrirse de profesionales TIC para seguir avanzando”

 

En base a ese seguimiento, ¿en qué medida el conocimiento está aportando valor a la economía de las islas?

Esta es una pregunta muy complicada de responder cuantitativamente. Lo que sí es cierto, y existe un consenso a nivel mundial, es que todas las economías modernas que quieran reforzar su productividad y las salidas profesionales de la población tienen que actuar en estas materias. Aquellas regiones que no sean capaces de producir trabajadores cualificados en estas materias, van a perder el tren de la competitividad que hoy en día está basada en el conocimiento e impulsada por la innovación. Por ejemplo, recientes informes de la Comisión Europea estiman que en los próximos años –y cuando hablamos de los próximos años hablamos de cuatro o cinco años, como mucho- va a haber una demanda creciente de entre 700.000 y 900.000 profesionales TIC cualificados. O sea, las economías necesitan nutrirse de esos profesionales para seguir avanzando.

Ahora que subraya la cualificación. ¿Específicamente en qué le parece que debemos estar mejor preparados los profesionales de Canarias?

Las actuaciones que desarrollamos desde la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información están destinadas a un público de edades que van desde infantiles hasta adolescentes. Estamos hablando de chicos y chicas que todavía no han entrado en la Universidad. Hemos observado –eso lo tenemos claro- que estas profesiones [tecnológicas] a pesar de tener unas expectativas de paro muy bajas y que están bastante bien remuneradas, tienen poco poder de atracción. Es decir, entran pocos chicos y chicas en las universidades y en Formación Profesional en estas materias. Lo que buscamos nosotros con estas actividades es desarrollar vocaciones. Queremos nutrir las universidades de jóvenes que tengan interés en convertirse en científicos y científicas, ingenieros e ingenieras, matemáticos…, porque son profesiones que están, no ya en el futuro, sino que están muy demandadas hoy en día. Pero, como comentaba antes, existe poca gente que entre en la Universidad o en Formación Profesional buscando formarse en estas materias.

En este contexto, tratando de estimular el interés de la gente joven por el progreso científico y tecnológico, han desarrollado ustedes recientemente las Semanas de la Ciencia y la Innovación en Canarias. ¿Qué evaluación han hecho de estos encuentros?

Las Semanas de la Ciencia es una actividad que venimos haciendo desde hace muchos años y su evaluación es siempre positiva. Cada año participan más colegios, más visitantes. Se acercan miles de personas a los centros en los que montamos nuestras carpas y las actuaciones que realizamos allí siempre tienen un feedback estupendo por parte de quienes participan. En general estamos muy contentos, eso nos impulsa a seguir con la organización de esta actividad. Y esto enlaza con las actividades que estamos haciendo ahora en Navidades, es el tercer año que las realizamos porque vemos que los resultados son muy positivos. Van muchos menores, muchos jóvenes con sus padres, participan en los talleres, se quedan encantados, quieren volver a participar y por eso volvemos a organizarlas este año.

 

“En estas Navidades Científicas destacaría los talleres de realidad virtual y los de videojuegos”

 

¿Cómo han diseñado el programa de estas Navidades Científicas 2018?

En base a lo que venimos haciendo en años anteriores existen multitud de actividades centradas en robótica, audiovisuales, videojuegos… Lo que hemos pretendido en esta edición es ir llevando las actividades al mayor número de lugares posible. Hemos incorporado a La Graciosa en el programa de actividades que también se desarrollará en esa isla.

Entre los avances tecnológicos y científicos que se pueden conocer o experimentar durante las Navidades Científicas, ¿cuál destacaría?

La robótica es una disciplina que, evidentemente, tiene un futuro increíble. Pero es verdad que los padres y los menores, a través de actividades organizadas por otras entidades, conocen ya este mundo. Sin darle la espalda a la robótica –de hecho hay un grueso de actividades en esta materia dentro del programa-, nosotros hemos intentado buscar cuestiones distintas. A mí me gustaría destacar dos en particular que son muy interesantes. Una tiene que ver con la realidad aumentada y sus alternativas. Estos talleres se organizan para dar a conocer a los chicos y chicas estas nuevas tecnologías. Es un programa introductorio, pero les permite entrar en contacto con el mundo de la realidad virtual y además, a través del mismo software que se utiliza a nivel profesional, realizar sus primeros pinitos. Con la especificidad de que está orientado hacia la web, con lo cual, los participantes podrán ver luego en internet por medio de un dispositivo o unas gafas de realidad virtual, lo que han diseñado. Y también está el tema de los videojuegos. El ocio digital es una industria que está a la altura de la industria audiovisual del cine en cuanto a volumen de negocio y, evidentemente, es una industria que demanda profesionales muy cualificados. En este taller intentamos enseñarles a los niños y niñas cómo se desarrolla esta tecnología, cómo se define un plan para el desarrollo de un videojuego y herramientas que se usan en entornos profesionales. La idea es enseñarles que detrás de ese jueguito con el que están disfrutando existe una montaña de profesionales cualificados que están trabajando en él. Hay diseñadores gráficos, programadores, especialistas en realidad digital, montadores de sonido…, multitud de disciplinas que se ven involucradas en el desarrollo de un videojuego. Y además es una industria fácilmente localizable, es decir, no hace falta disponer de grandes infraestructuras. Con ordenadores y accesos de calidad a internet es posible desarrollar un videojuego en cualquier parte del mundo. A mí este taller me resulta bastante curioso y muy interesante para los niños y niñas, y la idea es que entren en contacto con ese mundo. Ya hemos realizado algún taller en fechas anteriores y todos se han quedado muy contentos y han aprendido un montón.

¿Quiénes hacen posible este despliegue para la difusión del conocimiento en las ocho islas?

Tanto para la realización de las Semanas de la Ciencia como para estas Navidades Científicas hay multitud de colaboradores. Tenemos a todos los cabildos, a distintos ayuntamientos, el Instituto Astrofísico, los museos… No me gusta dar nombres porque seguramente me quedarán muchos por el camino, pero hay decenas de colaboradores, desde entidades públicas hasta empresas privadas. Estamos muy contentos.

La escena central de la imagen escogida para las Navidades Científicas 2018 la protagonizan dos chicas trabajando con destornilladores en una cabeza robótica. ¿Está aumentando el interés de las chicas por estas disciplinas? ¿Qué le dice su experiencia?

Antes te comentaba la brecha que existe en estas profesiones. O sea, hay mucha demanda de profesionales que no se cubre del todo. Aparte de ésta, hay una segunda brecha. De las pocas personas que se incorporan para formarse en Formación Profesional y en la Universidad en estas materias, el porcentaje de mujeres es muy inferior al de hombres. Entonces, sí que intentamos darle un enfoque para motivar a las chicas, que se involucren en estas actividades y también entren a formar parte de esta industria.

¿Qué aspectos del ámbito tecnológico y del conocimiento es necesario seguir impulsando para que Canarias sea cada vez más competitiva?

Desde la Agencia Canaria de Investigación desarrollamos diferentes actividades para potenciar estos sectores. Una de las principales actuaciones es el desarrollo de la banda ancha en Canarias. Antes comentaba que es posible desarrollar un videojuego en cualquier parte del mundo, siempre y cuando tengas un ordenador suficientemente potente y un acceso a internet en condiciones. Y una de las acciones que potenciamos desde la Agencia es esa, desarrollar la banda ancha en Canarias para que todos los canarios tengan acceso a internet en unas condiciones de velocidad y calidad comparable a vivir en las grandes ciudades. Otra de las cuestiones es ayudar a las empresas a digitalizarse, y esta es otra de las líneas de actuación que realizamos desde la Agencia a través de subvenciones del Programa de Bonos de Innovación, INNOBONOS. También tenemos actividades relacionadas con la formación -no solo éstas de difusión orientadas al público más joven para despertar vocaciones-, sino que también tenemos ayudas como el Programa Gestores de la Innovación o programas de becas para egresados de las carreras para que puedan realizar su doctorado. En general hay que hacer multitud de actividades a todos los niveles, desde las infraestructuras hasta la formación del personal.

 

ESCUCHA LA ENTREVISTA

La Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información organiza de nuevo y por tercer año consecutivo las Navidades Científicas, un amplio programa de actividades destinado a difundir el conocimiento científico y tecnológico en las islas. En coordinación con centros de investigación, museos, universidades y sociedades científicas, la Consejería de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento del Gobierno de Canarias -a través de la ACIISI- acercará las Navidades Científicas 2018 a todo el Archipiélago y a todos los públicos, con especial atención a la gente más joven. Pedro Fuentes, director de la oficina técnica del Observatorio Canario de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información, nos habla de esta iniciativa que gana seguidores cada año.

 

 

 

Enlace a los podcast del programa:

http://recreandonos.com/navidades-cientificas-2018-en-canarias/

http://recreandonos.com/navidades-cientificas-2018-en-canarias-programa-de-actividades-para-todo-el-archipielago/

 

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita y mejorar nuestros servicios. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, así como cambiar la configuración de cookies en cualquier momento. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.

  Acepto el uso de cookies de este sitio