logo

 

Daniel Marín. Fuente: Daniel Marín

El espacio es uno de los temas que más interés despierta entre la población. Daniel Marín, además de astrofísico y profesor, es uno de los divulgadores más prestigiosos y rigurosos cuya pasión por el universo transmite en cada una de las piezas que escribe.

Por: Santiago Campillo

Entrevista a Daniel Marín, licenciado en Ciencias Físicas, especialista en Astrofísica por la Universidad de La Laguna y profesor de Enseñanza Secundaria. Ha recibido varios y prestigiosos premios en el mundo de la divulgación. Colaborador de la revista Astronomía, es miembro de la AAGC (Agrupación Astronómica de Gran Canaria), Observatorio Astronómico de Temisas y Mars Society España.

El mundo del espacio es apasionante y pocos divulgadores y astrofísicos como Daniel Marín lo transmiten tan bien. Este astrofísico y profesor cuenta en su blog Eureka, asociado a Naukas (que es una de las plataformas de divulgación científica más importante en España), muchas historias relacionadas con el universo. En especial con la aeronáutica y la investigación astrofísica. Le hemos preguntado por su experiencia y esto es lo que nos ha contado:

 

El mundo de la divulgación científica: oportunidades para seguir aprendiendo

Se suele decir que no entiendes realmente un concepto si no eres capaz de explicárselo a tu abuela

"Amo la ciencia y me parece apasionante, además de extremadamente bella", explicaba Daniel al preguntarle cómo decidió pasarse a la comunicación de la ciencia. "Cuando tienes una pasión quieres compartirla con el máximo número de personas. Pero también me gusta divulgar porque es una forma de entender mejor ciertos conceptos", continúa.

Según nos cuenta Daniel, el proceso de generar contenido divulgativo va en los dos sentidos. "Se suele decir que no entiendes realmente un concepto si no eres capaz de explicárselo a tu abuela (que me disculpen las abuelas con formación científica, que las hay)". Y, por supuesto, está la fase de satisfacción por ayudar a los demás a comprender. "Sí, es una actividad muy gratificante. La satisfacción de ver a alguien que acaba de comprender por primera vez un concepto o un descubrimiento científico es impagable".

Mi trabajo te obliga a replantearte continuamente estrategias para comunicar mejor la ciencia a todo tipo de personas

Como decíamos, además de astrofísico, Daniel es profesor de enseñanza secundaria, algo que le viene muy bien para seguir al pie del cañón en materia divulgativa. "Mi trabajo te obliga a replantearte continuamente estrategias para comunicar mejor la ciencia a todo tipo de personas". Volviendo a su papel como comunicador, los temas principales sobre los que este profesor habla, fuera de las aulas, están relacionados con el espacio.

"En mi labor divulgadora me centro más en la astronomía y la exploración del espacio a un nivel más alto del que uso en mi trabajo, quizás porque así me obligo a salir de mi zona de confort". Por otro lado, la pasión por el espacio es compartida por muchísimas personas a lo largo y ancho del mundo, algo que juega en favor de su trabajo: "Probablemente sea porque el espacio nos permite valorar en la justa medida la escala y la importancia de las cosas", explica.

"Es como cuando te asomas a un abismo y te das cuenta de lo frágil que eres. Vista desde lejos, la Tierra es un simple punto azul en la inmensidad del cosmos. Además está la emoción de participar en el descubrimiento de nuevos mundos por primera vez. Y, más allá de eso, el espacio está presente en nuestra vida diaria, a veces sin darnos cuenta: desde los navegadores GPS hasta las predicciones del tiempo, pasando por las comunicaciones a larga distancia", puntualiza.

Divulgación por escrito, por radio y en espectáculos

Radio Skylab. Fuente:Radio SkylabDaniel participa en muchos proyectos divulgativos: "Mi carta de presentación es el blog Eureka, en Naukas. Está dedicado especialmente a la exploración del espacio y la astronomía", nos cuenta. "Pero Naukas es más que una página web y se dedica a organizar numerosos espectáculos de divulgación por toda España, como Naukas Bilbao, Naukas Coruña o Naukas Valladolid".

"He tenido el honor de participar en varios de ellos dando charlas y puedo dar fe de que es una experiencia inolvidable", continúa. "También participo en el podcast Radio Skylab, que hago con otros tres amigos. Es un programa dedicado a las ciencias del espacio, pero orientado a un público más amplio. Por otro lado, colaboro puntualmente en periódicos, programas de radio y otros podcasts; y me encanta dar charlas de divulgación siempre que puedo".

El valor social de la divulgación científica

Por otro lado, no olvidemos el poder de la divulgación para crear vocaciones científicas entre los más jóvenes, especialmente en niñas. Hacen falta más científicas y, también, más divulgadoras

Llegado a este punto, consultamos con el astrofísico por la importancia de la divulgación en la sociedad: "Pues depende mucho del proyecto y el público objetivo, pero en general creo que ayuda a despertar la curiosidad y el interés por la ciencia. Hay mucha gente que se ha sentido atraída por la ciencia de mayor al consumir divulgación científica y eso siempre es positivo".

Para Daniel, es fundamental promocionar el pensamiento crítico y racional. "Sobre todo en estos tiempos de memes, fake news y lecturas en diagonal. Pero también es una cuestión de simple supervivencia de la comunidad científica: la divulgación permite a los investigadores que la sociedad sepa por qué su trabajo es importante y valoren la inversión en ciencia. Si el público no sabe para qué sirve la ciencia, los políticos no considerarán una prioridad dedicarle recursos", comenta.

El profesor nos explica que la divulgación científica no es un lujo sino una necesidad. "Vivimos en una civilización basada en la ciencia y la tecnología y, sorprendentemente, mucha gente vive de espaldas a la ciencia. Si queremos tener ciudadanos adecuadamente informados y que sepan tomar decisiones racionales sobre temas científicos básicos y cruciales como el cambio climático o los alimentos transgénicos, necesitamos más divulgación científica".

"También hay niños que han decidido estudiar carreras científicas después de leer o ver alguna obra de divulgación. Eso me pasó a mí de pequeño después de ver Cosmos, de Carl Sagan. Desde ese momento supe que quería estudiar astrofísica", explica. Para terminar, Daniel resalta otro problema esencial en la ciencia, pero también en la divulgación: "Por otro lado, no olvidemos el poder de la divulgación para crear vocaciones científicas entre los más jóvenes, especialmente en niñas. Hacen falta más científicas y, también, más divulgadoras".

 

Más sobre este tema

 

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita y mejorar nuestros servicios. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, así como cambiar la configuración de cookies en cualquier momento. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.

  Acepto el uso de cookies de este sitio