logo

 

Evolución humana en el museo Nacional de Madrid. Fuente: Wikimedia

La teoría de la evolución es muchas veces incomprendida, malinterpretada o mal usada con intenciones poco claras. Sin embargo, este conjunto de hechos y leyes tiene solo una intención: explicar cómo funciona la naturaleza

Por: Santiago Campillo

Charles Darwin. Fuente: WikimediaEn 1859, Charles Robert Darwin publicaba su eminente ensayo El origen de las especies, una obra que cambiaría para siempre el pensamiento científico del mundo. Este texto levantó cierto escándalo en su momento, incomodando a la comunidad científica y a la sociedad en general.

A día de hoy, la conocida como "teoría de la evolución", cuyo germen se encuentra en este libro, sigue creando controversia por muy variadas razones. ¿Pero qué es en realidad esta teoría? ¿Y qué no es?

Es un conjunto de hechos conocidos, hipótesis y leyes

La teoría de la evolución es un término que recoge un corpus, es decir, un conjunto de conocimientos y evidencias científicas que explican cómo aparecen nuevos seres vivos. Esta explicación se basa en hechos observados por el propio Darwin, quien describió en sus textos estos fenómenos.

A partir de su trabajo, biólogos, ecólogos, naturalistas y otros científicos han recogido a lo largo de las décadas numerosas pruebas y hechos para sustentar la evolución. Una parte esencial de la teoría de la evolución son las leyes, articuladas a partir de los hechos observados.

Por ejemplo, las leyes genéticas Mendelianas serían un ejemplo clásico de ello. Otras leyes más modernas se engloban en la genética contemporánea, en la cual existen fenómenos más complejos de describir, como la incidencia fenotípica y genotípica.

El hecho de que sea una teoría significa que el corpus al completo está demostrado, es decir, las especies cambian, evolucionan, y no es una mera hipótesis por demostrar

Por último, y no menos importante, la teoría de la evolución también recoge hipótesis científicas aún no demostradas. El hecho de que sea una teoría significa que el corpus al completo está demostrado, es decir, las especies cambian, evolucionan, y no es una mera hipótesis por demostrar. Pero no todos los hechos recogidos en dicho corpus lo están, lo que permiten avanzar en el conocimiento científico sobre la evolución de las especies.

Es una teoría de cómo cambian los seres vivos

La teoría de la evolución, básicamente, sirve para explicar la evolución biológica de los seres vivos

La teoría de la evolución, básicamente, sirve para explicar la evolución biológica de los seres vivos. Esta da como resultado la aparición de nuevas especies distintas a las anteriores. La teoría de la evolución explica muchos de los mecanismos y las formas en cómo lo hacen.

Así, por ejemplo, trata de describir dichos mecanismos, los cuales producen pequeños cambios, denominados mutaciones (que no hay que confundir con las mutaciones genéticas, aunque está relacionado). Estos cambios producen la aparición de nuevos rasgos en una especie. A la larga, y tras muchos cambios, la especie final no se parecerá a la de origen y, de hecho, se considerará una completamente nueva.

La teoría de la evolución también sirve para tratar de marcar los límites que definen una especie, su clasificación y su organización en la naturaleza. Al final, esta teoría es una especie de conjunto enorme de herramientas y un manual descriptivo sobre cómo cambian las especies a lo largo del tiempo.

No es una justificación social, ni tampoco espiritual

Pinzones. Fuente: WikimediaDarwin trató de explicar un mecanismo natural por el cual la naturaleza "selecciona a las especies" más adaptadas a un medio. Es la conocidísima "selección natural", muy mal entendida. En primer lugar, este fenómeno, aunque ocurre, no lo hace de la manera que creía Darwin.

Según lo describió (a la vez que Alfred Russel Wallace también daba con él), este es el motor principal para la evolución y, grosso modo, actúa de juez y verdugo ante la adaptabilidad de una especie al medio. Sin embargo, aunque la presión selectiva es un mecanismo que provoca la evolución de las especies, existen otros relacionados y que son iguales o más importantes según el ecosistema.

Esto no evita que a lo largo de la historia haya habido intereses sociales que han llevado a un fenómeno conocido como "darwinismo social" y sus derivados. Este defiende que la teoría de la selección natural tiene aplicaciones sociales en comunidades humanas. Promoviendo la supervivencia del más apto. De esta manera, esta interpretación se convierte en un motor social para el manejo de la sociedad humana.

El darwinismo social gozó de una gran aceptación en círculos académicos y fue una gran influencia en países imperialistas a finales del siglo XIX y en la primera mitad del siglo XX

El darwinismo social gozó de una gran aceptación en círculos académicos y fue una gran influencia en países imperialistas a finales del siglo XIX y en la primera mitad del siglo XX. Sin embargo, no existe ninguna base científica para justificar esta interpretación social que, por otra parte, ya hemos dicho que es errónea.

La teoría de la evolución tampoco sirve como arma arrojadiza en discusiones sobre creencias personales. El hecho de que Darwin fuese agnóstico al final de su vida ha servido para alimentar la discusión entre creyentes y no creyentes. Sin embargo, esta teoría no tiene como finalidad atacar o defender ningún tipo de posición subjetiva.

Este corpus solo sirve, como decíamos, para describir y explicar algunos de los sistemas naturales que han hecho que los seres vivos, entre los que nos encontramos los seres humanos, seamos lo que somos. El resto es materia de interpretación y queda mucho más allá de lo que explica esta teoría.

 

Más sobre este tema

 

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita y mejorar nuestros servicios. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, así como cambiar la configuración de cookies en cualquier momento. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.

  Acepto el uso de cookies de este sitio