logo

 

Los microplásticos se encuentran en cualquier parte. Fuente: Wikimedia

La amenaza de los microplásticos hace ya tiempo que llegó a las costas de Canarias. ¿Qué tienen de especial y por qué existen grupos de investigación dedicados exclusivamente a monitorizarlos?

 


La amenaza de los microplásticos hace ya tiempo que llegó a las costas de Canarias. Desde hace años, los plásticos inundan las playas de las islas. Y no solo botellas, trozos grandes y bolsas. Entre los plásticos contaminantes más dañinos están los microplásticos. ¿Qué tienen de especial y por qué existen grupos de investigación dedicados exclusivamente a monitorizarlos?

Del plástico al omnipresente microplástico

El pasado abril tenía lugar en la sala de Grado de la Facultad de Ciencias del Mar una charla titulada "Contaminación por Microplásticos en Canarias". La preocupación está trascendiendo hasta convertirse en una amenaza real, tanto a los ojos de la sociedad como a los de los investigadores. Pero, ¿qué tienen de especial los microplásticos para levantar las alarmas?

Llamamos microplásticos a partículas de este material de menos de cinco milímetros. Cuando los plásticos llegan al mar, los impactos, el sol y muchos otros factores hacen que estos se rompan. El mar hace, casi literalmente, de trituradora de estos materiales. El resultado es una amalgama extensísima de pequeños trozos.

Cuando los plásticos llegan al mar, los impactos, el sol y muchos otros factores hacen que estos se rompan. El mar hace, casi literalmente, de trituradora de estos materiales.

Algunos son tan pequeños que no podemos detectarlos, pero están ahí. Actualmente creemos que no hay ni un solo mar que no contenga microplásticos. Han llegado a detectarse en sondas hasta a cuatro kilómetros bajo el mar. Los microplásticos, además de proceder de la degradación normal de este material, también pueden venir de la producción de micropartículas en cosmética o diversos aspectos industriales.

Aunque a día de hoy su utilización está prohibida, antes se empleaban con normalidad en cremas, productos abrasivos y hasta en dentífricos. Debido, precisamente, a su potencial contaminante, muchos países decidieron prohibir su uso. Aun así, actualmente encontramos su presencia en todas partes. Ahora toca evaluar la situación y proponer soluciones.

 

¿Qué daños provocan los microplásticos?

Algunos microplásticos son de escala micrométrica. Fuente: WikimediaEl peligro principal de los microplásticos es su intensa capacidad contaminante. Pueden aparecer en cualquier lugar: desde aguas potables, al suelo y hasta en la comida. Los animales los ingieren y acumulan, y pasan por toda la cadena trófica.

Pero no conocemos sus efectos directos sobre la salud. Al menos, no todos. Sí que conocemos algunos de los problemas relacionados con los plásticos (por ciertos compuestos que se desprenden con el calor, como los ftalatos, por ejemplo). Pero muchos de los efectos directos, de origen químico principalmente, los desconocemos.

Todavía queda mucho que investigar al respecto de los microplásticos. Pero de lo que están seguros los investigadores es que su presencia es perjudicial a la larga. Los plásticos han sido diseñados para ser duraderos y resistentes a la degradación, lo que quiere decir que no desaparecen con el tiempo como otros materiales.

Microplásticos en Canarias

Una de las mayores preocupaciones por parte de los investigadores canarios es la creciente presencia de plásticos y microplásticos en las islas. El grupo EOMAR, de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, estudia activamente la contaminación por esta sustancia.

Según sus resultados, la presencia de este contaminante es especialmente clara en las costas orientadas al norte y noroeste de las islas. Tras más de tres años investigando sobre el tema, el equipo dirigido por la Doctora Alicia Herrera analizó las playas de Famara (Lanzarote), Lambra (La Graciosa) y Las Canteras (Gran Canaria). El resultado indica que la mayor parte del plástico que llega a las islas procede de otras partes del mundo.

Aunque lo confundamos con arena, una gran parte de lo que pisamos en sus orillas son pellets de resina o carbón mineral

Aunque lo confundamos con arena, una gran parte de lo que pisamos en sus orillas son pellets de resina o carbón mineral. Hasta un 44% de estos residuos encontrados corresponden a la materia prima a partir de la que se fabrican los productos plásticos. Este resultado indicaría el origen de la contaminación, que provendría del arrastre ya que en las islas no existen industrias dedicadas a la fabricación de plástico.

El grupo EOMAR ha estado investigando, entre otras cosas, cómo mejorar la detección y el tratamiento de estos microplásticos, con la intención de prevenir o plantear situaciones de intervención para reducir su contaminante presencia en las costas canarias o, incluso, en el resto del mundo.

Soluciones para limpiar un mar lleno de plásticos

Cualquier acción pasa por la gestión gubernamental, por el control industrial y por la concienciación ciudadana.

Por desgracia, nos encontramos ante un problema mucho más grave de lo que parece. Por el momento dependemos de los plásticos para una innumerable cantidad de cosas. Para poder paliar la contaminación debemos poder reducir la dependencia y el uso que tenemos de los plásticos.

Por otra parte, cada vez son más los expertos que abogan por mejorar el diseño de los plásticos: orientados a su degradación, con menos tintes o sustancias menos nocivas. Por otro lado, un diseño adecuado permitiría mejorar el reciclaje, la recuperación y el control de plásticos en el medio

Plásticos. Fuente: Wikimedia

Los plásticos biodegradables nos permiten reducir enormemente la cantidad de basuras que llegan al medio ambiente. El uso de tintes plásticos de manera responsable también es importante, ya que los plásticos tintados son más difíciles de tratar por culpa de las moléculas que los recubren.

Los mares, acuíferos y entornos naturales ya han sido contaminados con microplásticos. Ahora toca hacerse cargo de la situación y buscar soluciones. Soluciones que no tienen sentido si no aprendemos a gestionarlos mejor. Cualquier acción pasa por la gestión gubernamental, por el control industrial y por la concienciación ciudadana. Solo con planes de control integral, investigación, educación y acciones directas podremos reducir la cantidad de plásticos que nos amenaza.

 

Más sobre este tema

Plásticos y microplásticos

Investigadores de la ULPGC alertan sobre la contaminación por microplásticos en Canarias

 
 
 
 
 
 
 
 

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita y mejorar nuestros servicios. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, así como cambiar la configuración de cookies en cualquier momento. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.

  Acepto el uso de cookies de este sitio