logo

 

Un reciente estudio ha comprobado que los yacimientos fósiles procedente de las profundidades del mar que rodea al archipiélago podrían ser más antiguos, al menos un millón de años más, de lo que se pensaba.

 

Aunque los dinosaurios nunca pudieron pisar las Islas Canarias, la fauna ancestral que la habitó, millones de años atrás, no tiene nada que envidiarle. Y menos aún a la luz de la investigación llevada a cabo por la conservadora de Paleontología en el Museo de Ciencias Naturales de Tenerife, Esther Martín, quien ha demostrado que estos animales son, al menos, un millón de años más antiguos de lo que se pensaba. Dichos animales son principalmente moluscos con concha. ¿Cómo eran las Islas hace millones de años?

 

Un millón de años más antiguos de lo que se pensaba

"La erosión originó sedimentos y depósitos de petróleo en zonas que eran cuencas marinas de poca profundidad."

El mioceno comenzó hace veintitrés millones de años y acabó hace unos cinco. Durante esa era, cordilleras como los Pirineos, los Alpes y el Himalaya crecieron enormemente. La erosión originó sedimentos y depósitos de petróleo en zonas que eran cuencas marinas de poca profundidad. La temperatura era más baja que la actual y se originaron las masas de hielo en la Antártida. Pero, ¿y en las Islas Canarias? Por entonces, algunas islas del archipiélago ya llevaban algunos millones de años sobre las aguas. La flora y la fauna fue asentándose poco a poco en un suelo volcánico y ardiente. Pero bajo el mar, el suelo menos profundo permitió una explosión de vida inusitada.

Especialmente para los moluscos gasterópodos. Entre estos animales se encuentran los mejillones, caracolas y lapas, por ejemplo. Estos habrían estado presentes desde hace casi ocho millones de años, un millón de años antes de lo que se pensaba. Así lo muestra la investigación llevada a cabo por Esther Martín González, del Museo de Ciencias Naturales de Tenerife, paleontóloga y doctora en biología por la Universidad de la Laguna. Según su investigación, realizada sobre los yacimientos costeros de las islas orientales, la datación podría corresponder al Mioceno superior, anterior al límite de entre cinco y seis millones de años en el que se suponía previamente.

Patella vulgata. Fuente: Wikimedia

 

Este dato sitúa las costas canarias en una edad semejante, por ejemplo, a la de los yacimientos del centro de Europa. En el mioceno superior, el mar Paratetis cubría parte del "viejo continente". La paleontóloga, ha encontrado semejanzas entre los fósiles encontrados en las costas canarias y otros hallados en lugares tan lejanos como Polonia y centro-Europa. Esto ha permitido datar con más precisión la edad de los yacimientos, que había sido evaluada acorde con los restos volcánicos circundantes. Además, entre las noventa y dos especies estudiadas, diez de ellas son completamente nuevas, jamás descritas por la ciencia hasta la fecha.

¿Cómo eran las especies que vivían bajo los mares de Canarias?

"Han encontrado semejanzas entre los fósiles encontrados en las costas canarias y otros hallados en lugares tan lejanos como Polonia y centro-Europa."

En realidad, si pudiéramos viajar al pasado, nos encontraríamos con un fondo lleno de moluscos muy parecidos a los que hoy podemos ver. Del casi centenar de especies estudiadas, casi todas son muy similares a las actuales. La diferencia principal, tal y como ha apuntado la investigadora, está en su mayor tamaño y robustez. Algunas de ellas, por ejemplo, llegaban a medir una decena de centímetros. Algunas lapas analizadas, comentaba Esther para la agencia de noticias EFE, miden nueve centímetros pero se parecen muchísimo a las especies conocidas actualmente. "No quiere decir que estas especies hayan evolucionado para reducir su tamaño, sino que unas mejores condiciones de los mares tropicales de esa época permitieron un mayor desarrollo de las conchas ", precisa la investigadora para el medio.

Volviendo la atención sobre las nuevas especies descritas, la paleontóloga ha encontrado algunos animales típicos de aguas someras, poco profundas. Estas especies preferían los suelos rocosos. De hecho, algunas de dichas especies han sido identificadas dentro del género Patella que engloba a las lapas comunes. Otras, por el contrario, son más extrañas. Algunos arqueogasterópodos parecidos a los burgados están entre las especies descritas por Esther.

Fósiles en la playa del Confital. Fuente: Aventuras geológicas en el Cuaternario

 

En definitiva, los mares del mioceno superior eran bastante parecidos a los actuales, más cálidos y tropicales, con especies más rústicas aunque muy similares a las de hoy día. Existían, por ejemplo, numerosos tipos de cetáceos, de los cuales algunos han sobrevivido hasta la época actual. También aparecieron los tiburones modernos y muchas especies de peces. Los cnidarios continuaron su inexorable y tranquila evolución y los moluscos, tal y como hemos visto, hicieron sus pruebas buscando el mayor éxito biológico posible.

 

Conocer y proteger los yacimientos de fósiles

"Los yacimientos costeros se enfrentan tanto a la erosión natural del mar como a la acción de los usuarios (bañistas, excursionistas, constructores) y expoliadores"

En las Islas existe un problema con algunos sus yacimientos. La mala conservación amenaza la historia de las Islas. Estudiar las especies que alguna vez vivieron bajo sus aguas no es tarea fácil. El estado de conservación influye muchísimo en la capacidad de identificación de éstas. Sin embargo, los yacimientos costeros se enfrentan tanto a la erosión natural del mar como a la acción de los usuarios (bañistas, excursionistas, constructores) y expoliadores.

Muchos de los yacimientos han quedado "incluidos" en las ciudades, como ocurrió con la formación detrítica de Las Palmas de Gran Canaria. Yacimientos como este se encuentran muy fragmentados y en gran peligro de desaparecer. "Tenemos un patrimonio paleontológico muy importante y tenemos que preservarlo", advierte la investigadora para la prensa. Sólo así podremos entender y resguardar mejor la historia que dejaron graba en piedra, millones de años atrás, las especies que habitaban las Canarias.

 

Yacimiento paleontológico Semi-fosilizado de "Strombus bubonios" en El Confital. Fuente: Enéida Baez.

 

Más sobre este tema:

 

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita y mejorar nuestros servicios. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, así como cambiar la configuración de cookies en cualquier momento. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.

  Acepto el uso de cookies de este sitio