logo

 

La miel de palma, obtenida de las palmeras, es un alimento único tanto por su sabor como por su composición nutricional. ¿Qué tiene de especial esta sustancia para que sea “mejor” que la miel de abeja?

Es uno de los buques insignia de la cocina de La Gomera y sin embargo, aún entre los canarios, la miel de palma resulta a veces desconocida. Este alimento obtenido a partir de la savia de la palmera canaria (Phoenix canariensis) es del todo natural, riquísimo en azúcares y oligoelementos, así como en otros minerales. De hecho, un reciente estudio muestra que es incluso mejor que la miel de abeja. ¿Qué tiene de especial tan magnífico alimento?

Guarapo, el origen de la miel de palma

"Cada día, una buena palmera puede dar en torno a los doce litros de guarapo"

La palmera canaria es famosa por su gran capacidad de adaptarse. Como todos los seres vivos, las células vegetales que la conforman necesitan de nutrientes para poder crecer. Al contrario que los animales, las plantas poseen un sistema vascular, como si de venas se tratasen por donde se transporta la savia. Esta sustancia es, grosso modo, la sangre de las plantas; y está repleta de nutrientes, azúcares, proteínas... La savia de la palmera canaria contiene una cantidad notable de nutrientes especialmente concentrados debido a su fisiología. Esa misma savia es el guarapo.

Para poder recogerla, los guaraperos trabajan durante días, tras otros tantos meses de preparación y cortan los brotes nuevos de las hojas de palmera y el cogollo. El proceso deja lista a la palmera para que expulse el guarapo, el cual se recoge con una canaleta. Cada día, una buena palmera puede dar en torno a los doce litros de guarapo. Cuanto menos irrigadas por el agua, mejor será la calidad del guarapo, pues más concentrada estará la savia. La técnica usada en la Gomera permite conservar las palmeras, las cuales se dejan recuperar después, de manera que no hace falta acabar con la planta.

Una vez obtenido el guarapo, que se recoge tradicionalmente por la mañana, se hierve casi en el mismo momento ya que si no comienza a fermentar debido a lo rico de su composición. Al hervirlo, se concentran las sustancias que contiene, especialmente lo azúcares, de manera que los microorganismos no pueden actuar. Además, esto provoca que el guarapo pase a ser la miel de palma, dulce y rica. Para hacernos una idea, por cada ocho litros de guarapo se obtiene uno de miel. Una vez cocinado, solo hay que envasarlo.

 

Cura de una palmera. Fuente: Biosferagomera

 

Las propiedades nutritivas de la miel de palma

"La composición del guarapo es mucho mayor en elementos como el calcio, cobre, fósforo, el potasio o el zinc"

El reciente estudio realizado por los profesores de la Universidad de la Laguna, Alberto Castilla y Pedro Abreu González, muestra que las propiedades nutricionales de la miel de palma son mejores, incluso, que las de la miel de abeja. En concreto, dicha concentración es mucho mayor en elementos como el calcio, cobre, fósforo, especialmente el potasio o el zinc, que no se encuentra en la miel de abejas. Tampoco es de extrañar, pues casi todos los análisis muestran que las mieles de caña o de origen vegetal son nutricionalmente más completas.

Aunque todavía están analizando la cantidad de proteínas y vitaminas de la miel de palma, podemos decir sin demasiado miedo a equivocarnos que la concentración de estas sustancias también será mayor que en la miel de abeja. Y es que, como decíamos, a pesar del laborioso trajinar de estos insectos, la "sangre" de las plantas es aún más compleja, fruto de sus necesidades, por lo que en ella encuentran más sustancias nutritivas y beneficiosas.

 

Las mieles y la nutrición

"La OMS recomienda no sobrepasar el 5% de la ingesta calórica en azúcares, y en ningún caso sobrepasar el 10%"

Pero respondamos a una pregunta, ¿merece más la pena tomar miel de palma que de abeja? La respuesta es sí. La OMS recomienda no sobrepasar el 5% de la ingesta calórica en azúcares, y en ningún caso sobrepasar el 10%. Eso quiere decir que de los alimentos que tomamos, la energía que contiene debería provenir de los propios alimentos y, como mucho, entre el 5 o el 10% de azúcares añadidos. Por esta razón el azúcar refinado, el azúcar de caña o la miel son productos normalmente superfluos, sólo recomendados en casos especiales.

Y es que el perfil nutricional de los edulcorantes no cumple con ningún propósito más allá de aportar energía. Muchas veces a estos alimentos se les considera como portadores de "calorías vacías", debido a su falta nutricional. Pero en el caso de tener que elegir entre el azúcar refinado o la miel de abeja, la miel de abeja es una elección ligeramente más beneficiosa. Y, obviamente, entre la miel de abeja y la miel de caña o la de palma, la miel vegetal es muchísimo mejor.

Pero no hay que olvidar que la nutrición es una cosa compleja. Los nutricionistas no recomiendan edulcorar las comidas a no ser que sea necesario (en dietas hipocalóricas, por ejemplo). Por tanto, las mieles, en sí, no se pueden considerar como algo inherentemente bueno para la salud. Ahora, eso sí, si nos da igual y queremos darnos en el gusto, probablemente la miel de palma sea la forma más saludable de satisfacer nuestro capricho. Eso sin insistir en lo deliciosa que resulta.

 

Miel de palma . Fuente: Gomeratoday

 

Más sobre este tema

●     La ciencia alaba las bondades del guarapo

●     http://www.mieldepalma.com

●     Miel de palma

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita y mejorar nuestros servicios. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, así como cambiar la configuración de cookies en cualquier momento. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.

  Acepto el uso de cookies de este sitio