logo

 


El pasado diciembre la alarma saltaba en la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias: un peligroso animal llegaba a las costas de Fuerteventura. El mosquito transmisor de varias enfermedades como el dengue o el zika, Aedes aegypti, se localizó en Las Granadas de Puerto del Rosario. Inmediatamente, el Sistema de Vigilancia Entomológica de Canarias se puso sobre alerta para buscar y aislar la presencia de este potencial peligro. ¿Qué ocurre con este insecto? ¿Y con las enfermedades que transmite?

 

El animal más peligroso de todos

Es sorprendente pensar que el animal que más muertes humanas causa al año no es ningún gran mamífero. Ni si quiera tiene huesos. Pues el mosquito, siendo tan pequeño y delicado, ocasiona, como mínimo, unas 750.000 muertes al año (aunque algunas fuentes calculan que la cifra podría elevarse a varios millones).

¿Y cómo son tan letales? La respuesta es obvia: son vectores de varias enfermedades, entre las que se encuentran algunas especialmente virulentas. Existen dos mosquitos especialmente peligrosos: el primero es el de género Anopheles, que es el transmisor de la malaria y varios parásitos; y el Aedes, vector de todo tipo de enfermedades que van desde la fiebre amarilla hasta la dirofilariasis canina, pasando por el zika y el dengue.

Lo peor de estos géneros es que, debido a la globalización y al calentamiento global, sus hábitats se han incrementado en su rango. Ahora, estas especies son prácticamente cosmopolitas y pueden encontrarse en cualquier parte del mundo. Además, suelen estar asociados a los seres humanos porque encuentran en nuestro ambiente el espacio idóneo para vivir, lo que nos convierte en víctimas potenciales.

¿Qué enfermedades transmiten?

Para que entendamos el peligro de su presencia, es conveniente comprender el potencial amenazador de las enfermedades que transmiten. La malaria es actualmente una de las enfermedades que más personas mata en el mundo, contando entre sus víctimas a cientos de miles de seres humanos. Aunque esto se produce especialmente en África, la presencia de la enfermedad es igualmente peligrosa.

"Pueden transmitir todo tipo de enfermedades que van desde la fiebre amarilla hasta la dirofilariasis canina, pasando por el zika y el dengue o la malaria."

En el caso del zika, este virus transmitido por Aedes, es de relativa novedad y especialmente importante por su gran virulencia, su letalidad y su capacidad de afectar a los neonatos. El dengue puede cursar de forma leve o grave y, aunque con la atención médica adecuada su mortalidad se reduce al 1%, las consecuencias pueden ser muy severas.

La fiebre amarilla, también transmitida por Aedes, afecta a miles de personas en África, de las cuales un pequeño número de ellas muere tras cursar una versión hemorrágica de la misma. Como decíamos, no solo los seres humanos somos víctimas potenciales. Los perros también pueden sufrir de enfermedades como la filariasis transmitida por estos mosquitos. Por todo ello, el control de estos insectos es crucial.

 

¿Está el mosquito en Canarias?

"Aunque su presencia es potencialmente peligrosa, esto no quiere decir que vayan a transmitir ningún tipo de enfermedad por que sí."

Desde 2011, Canarias analiza la posible aparición de mosquitos invasores a través del Sistema de Vigilancia Entomológica de Canarias, que coordina la Dirección General de Salud Pública en colaboración con el Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y de Salud Pública de la Universidad de la Laguna. Esta entidad se encarga de atender a los avisos y disponer de un sistema de alerta y control sobre su posible aparición.

La última alerta, como decíamos, es de diciembre de 2017. Desde entonces no se han visto estos mosquitos en lugares distintos al inicial. Por otro lado, es importante saber que, a pesar de que estos mosquitos son posibles vectores, esto no quiere decir que vayan a transmitir ningún tipo de enfermedad por que sí. Pero su presencia es un peligro potencial que no se puede ignorar.

¿Qué debemos hacer en caso de encontrarnos con uno?

"Se puede alertar a través de los perfiles en redes sociales de la Dirección General de Salud Pública, o enviando fotos al correo vigilancia.scs@gobiernodecanarias.org"

En primer lugar, no todos los insectos pequeños son mosquitos. Y no todo lo que llamamos mosquito es peligroso. Los mosquitos que pican corresponden a las hembras en época de cría (cuando van a poner sus huevos). Y solo las del grupo de culícidos lo hacen. Entre las especies de culícidos más peligrosas, como decíamos, están el género Anopheles y Aedes, como Aedes aegypti o Aedes albopictus, ambos comúnmente llamados “mosquito tigre”.

Estos son fácilmente distinguibles por su gran tamaño y sus rayas blancas. Si detectamos su presencia en las islas, lo primero es avisar al Sistema de Vigilancia Entomológica de Canarias, a ser posible describiendo la situación o adjuntando una foto del mismo. Esto se puede hacer a través de los perfiles en redes sociales de la Dirección General de Salud Pública, o enviando fotos al correo vigilancia.scs@gobiernodecanarias.org.

También existe una herramienta gratuita de ciencia ciudadana denominada Mosquito Alert que nos permitirá enviar imágenes e informar a las autoridades de la presencia de estos insectos. Por el momento, no hay razones para preocuparse de si están o no en las islas. Pero esa no es razón para no estar atentos y avisar en el momento de toparnos con uno de estos insectos.

 

Más sobre este tema:

●     Aedes aegypti

●     Anopheles

●     Mosquito Alert

 

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita y mejorar nuestros servicios. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, así como cambiar la configuración de cookies en cualquier momento. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.

  Acepto el uso de cookies de este sitio