logo

 

¿Qué les ocurrió a los dinosaurios? Al contrario de lo que mucha gente piensa, no se extinguieron en una enorme deflagración. El proceso fue mucho más complicado y, en muchos sentidos, todavía misterioso.

La respuesta parece muy clara: un meteorito. Pero no lo es. La evidencia de que algo enorme cayó hace unos sesenta millones de años sobre la superficie terrestre es innegable. Pero el fin de los "lagartos terribles" no fue como muchas personas se imaginan: inmediato y violento. La extinción de los dinosaurios fue más lenta, complicada y angustiosa de lo que pensamos.

Todo comenzó en Chicxulub

En un momento dado, hace algo más de sesenta millones de años, un asteroide de unos quince kilómetros de ancho cayó sobre nuestro planeta en una zona que ahora conocemos como cráter de Chicxulub, frente a las costas caribeñas. Esto, lo sabemos bien, desencadenó una serie de hechos que cambiaron para siempre la superficie de nuestro planeta y la vida que en él habitaba.

Hace algo más de sesenta millones de años, un asteroide de unos quince kilómetros de ancho cayó sobre nuestro planeta en una zona que ahora conocemos como cráter de Chicxulub

Entre otras cosas, esa modificación supuso los cambios ecológicos pertinentes que causaron la extinción de los dinosaurios no avianos. Este desastre ecológico es uno de los más grandes que jamás hemos vivido en nuestro planeta, y es conocida como una de las cinco extinciones masivas ocurridas en la historia de la Tierra. ¿Cómo ocurrió?

Probablemente, el golpe despertara una serie de eventos sísmicos y vulcanológicos muy potentes. La atmósfera en muchos puntos, literalmente, ardió, acabando con los grandes animales que se encontraban al paso del incendio. Ecosistemas enteros cayeron bajo las llamas, rompiendo la cadena ecológica.

Esto supuso otra serie de problemas importantes: la emisión de una cantidad enorme de ceniza y gases a la atmósfera, lo que produjo un impacto severo que agravó la caída de muchos nichos ecológicos. El propio impacto, por si fuera poco, generó tsunamis que barrieron enormes porciones de costa, así como a una nube gigantesca que oscureció el sol el tiempo suficiente como para matar a muchos vegetales. Poco a poco fueron desapareciendo plantas y animales. Y, con ellas, nuevas especies de plantas y animales.

Antes de la caída del meteorito los dinosaurios ya se encontraban en una situación complicada, con una tasa de extinción importante a sus espaldas

Los dinosaurios no se extinguieron

Como decíamos, el final no fue de golpe. Al contrario. Según estiman los últimos estudios, antes de la caída del meteorito los dinosaurios ya se encontraban en una situación complicada, con una tasa de extinción importante a sus espaldas. ¿Qué significa esto? Que el meteorito solo vino a acabar un proceso que ya había comenzado.

También es cierto que no sabemos de qué manera habría terminado. Probablemente de forma muy distinta a la desaparición tajante de estos animales. Pero, ¿tan extrema fue? Sí y no. Los dinosaurios, al fin y al cabo, no se extinguieron del todo. Solo los dinosaurios no avianos desaparecieron de la faz de la Tierra. Porque a día de hoy podemos ver dinosaurios todos los días: las aves.

Toda la rama de aves procede evolutivamente de los sauropsidos, la misma que el resto de dinosaurios, reptiles y cocodrilos, por ejemplo. Bien por su tamaño, por sus necesidades ecológicas o por encontrarse en otro punto donde el impacto no fue tan severo, solo ciertas especies sobrevivieron. Pero enormes grupos de dinosaurios perecieron, creando la susodicha "extinción masiva" de la que hablamos.

Si hubiera caído en otro lugar...

Recientes investigaciones han mostrado una cuestión muy curiosa: si el meteorito hubiera caído en otro sitio probablemente la historia hubiese acabado de forma muy distinta. Y es que, por mala suerte, la gran roca cayó sobre un mar somero, con una gran concentración de hidrocarburos y azufre. La combinación de estas rocas formó un denso hollín estratosférico y aerosoles de sulfato. Esta fue la gran capa de ceniza que asfixió y ayudó a que se propagara el fuego.

Solo un 13% de la superficie terrestre de aquel entonces contaba con la concentración adecuada de dichas sustancias para provocar el calor suficiente y generar la reacción en cadena

Llamativamente, solo un 13% de la superficie terrestre de aquel entonces contaba con la concentración adecuada de dichas sustancias para provocar el calor suficiente y generar la reacción en cadena. Con este hollín en el aire, la sequía y el enfriamiento (por oclusión del sol) azotaron los bosques de los dinosaurios, causando la muerte paulatina pero inexorable.

¿Qué habría ocurrido si el meteorito se hubiera desviado unos cientos de kilómetros? Puede que una catástrofe similar, pero también puede que esta hubiese sido más local, rebajando la extinción. Quién sabe si ahora no existirían todavía algunos descendientes de dinosaurios no avianos entre nosotros.

Es muy poco probable que, aun así, los dinosaurios tal y como eran continuaran existiendo. Sencillamente, ni tenían capacidad técnica ni habilidad social suficiente como para enfrentarse a otros animales más desarrollados. También es cierto que su desaparición propició la evolución de muchos de sus competidores. Es muy, muy difícil saber qué habría ocurrido. Al fin y al cabo, tampoco es que podamos ir "hacia atrás" en el tiempo. El misterio de los dinosaurios tendrá siempre incógnitas que no podremos resolver

Más sobre este tema

 

 

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita y mejorar nuestros servicios. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, así como cambiar la configuración de cookies en cualquier momento. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.

  Acepto el uso de cookies de este sitio