logo

 

La Palma vivía recientemente una serie de eventos inusuales: más de cuarenta pequeños terremotos agitaban el suelo de Cumbre Vieja. Este fenómeno se conoce como enjambre sísmico. ¿Por qué se ha producido y qué supone para las islas?

Foto: Imagen de Cumbre Vieja. Fuente: https://www.holaislascanarias.com
 
El pasado siete de octubre, Canarias temblaba. Un terremoto de 2,7 sacudía la tarde de La Palma. Pero no fue un fenómeno aislado, sino que supuso el comienzo de decenas de nuevos sismos. Aunque la mayoría fueron de una intensidad casi imperceptible, lo cierto es que este evento, conocido como enjambre sísmico, provocó la inquietud en la comunidad científica, que se reunió para evaluar los posibles escenarios siguiendo el Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgo Volcánico (PEVOLCA). Por el momento, Cumbre Vieja ha retornado a su intranquilo sueño y todo ha recobrado su carácter normal. Pero, ¿qué es un enjambre sísmico y por qué se produce?
 
El retumbar de un volcán
A diferencia de las réplicas de un terremoto, en los enjambres sísmicos no se observa un único terremoto que pueda ser definido como principal en la secuencia de sismos. Los enjambres sísmicos suceden asociados a los volcanes. Es bastante común que antes de la erupción de un volcán se produzca un enjambre sísmico, pero no todos los enjambres tienen asociados una erupción posterior. De hecho, a estas alturas, Cumbre Vieja está dormida de nuevo y los niveles de dióxido de carbono, así como los registros sismológicos no indican ninguna razón para preocuparse.
 
 
Foto: Teneguía. Fuente: Wikimedia
 
En la semana desde el siete hasta el catorce, se han dado cerca de cincuenta pequeños terremotos entre los más de trescientos eventos que han sido registrados dentro de este enjambre. La gran mayoría, como explicábamos, no ha sido sentido, ni tan siquiera. Pero alguno de los mayores, que rondaban el tres en la escala de intensidad sismológica, ha podido notarse, incluso, en Santa Cruz de la Palma. Esta actividad ha hecho que el Comité Científico de Evaluación y Seguimiento de Fenómenos Volcánicos se reúna con el fin de valorar la situación.
 

Es bastante común que antes de la erupción de un volcán se produzca un enjambre sísmico. Pero no todos los enjambres tienen asociados una erupción posterior.

Por el momento, como decimos, todos los expertos están de acuerdo en que sí, existe un cambio sismológico inusual bajo el volcán de Cumbre Vieja. Pero esto no indica ningún tipo de peligro. Nada hace suponer que vaya a volver a despertar, como lo hizo en los años setenta el Teneguía. Lo que sí dejan claro es que, aunque no es un proceso que se dé de forma usual, tampoco es de extrañar debido a la actividad interna que tiene este volcán, lo que explicaría la presencia de enjambres sísmicos ocasionales.
"El hecho de que se produzca un enjambre sísmico en un volcán activo como este, registrado en Cumbre Vieja, es un proceso absolutamente normal”, explicaba Nemesio Pérez, coordinador científico del Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan), tras lo que matizó que este tipo de procesos “no ocurre todos los años en Cumbre Vieja”, por lo que hay que prestarle el seguimiento necesario y suficiente para evaluar su evolución. No obstante, en sus palabras, Cumbre Vieja se ha caracterizado por constituir un sistema volcánico activo con una especie de “calma sísmica significativa durante los últimos años”.
 
¿Por qué se produce?
Pero si es un sistema tranquilo, ¿por qué se ha producido este enjambre sísmico justo ahora? La respuesta la daba para la prensa María José Blanco, directora del IGN. "La inestabilidad sísmica es compatible con una pequeña intrusión de magma a alrededor de veinte kilómetros de profundidad", explicaba. Dicha intrusión sería la responsable del movimiento sísmico que se localizaba entre los dieciséis y treinta kilómetros bajo la superficie.
 

“La inestabilidad sísmica es compatible con una pequeña intrusión de magma a alrededor de veinte kilómetros de profundidad”.

Esto, como decíamos, es común en una isla volcánicamente activa. Los procesos geológicos siguen su lento curso. En términos geológicos, la última erupción en La Palma se produjo "horas atrás", para que lo entendamos. El sistema todavía sigue un proceso de adecuación. Mientras el magma penetra en las cavidades de la tierra es normal que se produzcan movimientos de este tipo, especialmente enjambres sísmicos de pequeña magnitud.
Foto: Panorámica de la Palma, con Cumbre Vieja de protagonista.
Fuente: http://lalagunaahora.com/
 
Plan contra volcanes
Canarias, por su inusual naturaleza volcánica es un paisaje único en el mundo. Y también cuenta con un plan de emergencias volcánicas único. Dicho plan, conocido como PEVOLCA, que corresponde a las siglas del Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgo Volcánico, cuenta con expertos del Instituto Geográfico Nacional, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, la Agencia Estatal de Meteorología y la Dirección General de Protección Civil del Ministerio del Interior. Juntos forman un Comité Científico de Seguimiento y Evaluación de fenómenos volcánicos.
 

El PEVOLCA cuenta con un comité puramente científico desde 2011 dedicado al análisis e investigación de las erupciones volcánicas en Canarias.

Este comité tiene la responsabilidad de encargarse de la seguridad de los habitantes de las islas investigando los eventos inusuales y proporcionando la información y herramientas necesarias para un plan de contingencias, si fuese necesario. Una vez que se tiene esta información, Protección Civil toma las decisiones adecuadas en caso de emergencia, de manera que se pueda proteger tanto a las personas como a los bienes materiales.
 
Además, para poder mantener una constante monitorización de la realidad volcánica, el PEVOLCA cuenta con un comité puramente científico desde 2011 dedicado al análisis e investigación de las erupciones volcánicas en Canarias. Mientras tanto, los expertos siguen atentos a la actividad que pudiera aparecer como fruto de los movimientos en el interior de las islas, algo que, como hemos visto, puede ocurrir en cualquier momento, lo que no significa que haya razón alguna para alarmarse.
 
 

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita y mejorar nuestros servicios. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, así como cambiar la configuración de cookies en cualquier momento. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.

  Acepto el uso de cookies de este sitio