logo

 

Un pequeño gusano es el culpable de que se haya levantado la alarma en las Islas Canarias. ¿Alarma de qué? De invasión, por supuesto. Y es que Caenoplana coerulea, la planaria azul, es una dañina especie invasora en las islas.

Foto: Caenoplana coerulea, ejemplar joven. Fuente: Wikimedia
 
Llegó escondida en la oscuridad de la tierra de las macetas, pero pronto comenzó a extenderse por las islas, colonizando sitios donde ninguna de su especie había llegado antes. Ahora, la planaria azul, Caenoplana coerulea, es una amenaza para las especies con las que comparte el espacio. Un espacio pequeño y muy rico como es el de las Islas Canarias. ¿Qué es este gusano, de dónde viene y por qué es dañino? Y aún más importante, ¿qué podemos hacer para reducir el peligro que supone?
 
 
Tìpica maceta de crasuláceas.
Fuente: Pxphere
 
La invasora azul

Como el resto de especies invasoras, esta apareció en las islas procedente de la tierra de macetas de Australia

Caenoplana coerulea es una planaria, es decir, un gusano plano del filo de los platelmintos. Este gran grupo de animales está compuesto de muchos de los gusanos de tierra típicos. Pero la planaria azul no es uno de ellos. Al menos en las Islas Canarias. ¿Por qué? Porque es una especie invasora. Como el resto de especies invasoras, esta apareció en las islas como fruto de una contaminación. Muy probablemente algunas de estas planarias viajaron en la tierra de macetas procedentes de Australia u otros sitios previamente contaminados con esta especie. Una vez en el benigno clima de las islas, los gusanos parecen encontrarse en un ambiente especialmente productivo. Así han empezado a reproducirse sin control, expandiéndose sin que nada les detenga.
 
El problema principal es que tanto el clima como la falta de depredadores típicos en las islas le da a la planaria "carta blanca" para seguir su camino sin que nadie la moleste. A medida que son más y más, este gusano va desplazando a otras especies autóctonas cuya ecología es más delicada. En otros casos, esta planaria se alimenta de otras especies típicas de la zona, incluidos, probablemente, algunos endemismos canarios. Y es que, como otros gusanos de la misma familia, Caenoplana coerulea es una depredadora que caza pequeños artrópodos, insectos, miriápodos y cochinillas. También es capaz de alimentarse de otros gusanos, babosas y caracoles.
 

Su cuerpo es negro, con una llamativa raya blanca en su "lomo" mientras que su vientre es de color azul

Esta invasora, como decíamos, proviene de Australia, de la que vino alojada, seguramente, en la tierra de las macetas. Su cuerpo es negro, con una llamativa raya blanca en su "lomo" mientras que su vientre es de color azul, lo que le ha garantizado su nombre. Actualmente no sólo Canarias lidia con esta especie, que ya se ha detectado en Argentina, en Francia, en muchos lugares de América del Norte o, incluso, en las Islas Baleares, donde se identificó su presencia en 2012. La especie no es peligrosa ni venenosa para los seres humanos, pero su capacidad de reproducción es extraordinaria, lo que la convierte en una especie muy difícil de controlar.
 
¿Qué hacemos si encontramos una?

Si encontramos una debemos guardarla en un recipiente y avisar para que vengan a recogerla

En el caso de que nos topemos con un espécimen de este animal existen protocolos muy estrictos al respecto. Lo que debemos hacer es recoger el ejemplar. No tenemos por qué preocuparnos, pues es inofensivo: no puede hacernos nada ni su contacto es venenoso. Una vez recogido, lo metemos en un bote, por ejemplo, y llamamos al servicio de control de especies exóticas, quienes pasarán a recoger al animal. Dichos teléfonos están disponibles en la página de Gestión y Planeamiento Territorial y Medioambiental o GESPLAN.
 
Si hemos visto una, es posible que haya más planarias azules en el lugar, así que deberemos estar atentos. Es muy difícil encontrar los huevos de estos animales, pero normalmente se aprecian como un montón de pequeñas bolas de color blanco o negro, en la tierra. En caso de toparnos con más planarias o sus huevos, lo mejor es realizar el mismo procedimiento para asegurar que la especie no se marcha como si nada.
 
Combatiendo a las invasoras en Canarias
Desde el pasado agosto, las Islas cuentan con un plan de control territorial de especies invasoras que durará cinco años. Financiado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, el plan titulado “Red de detección e intervención de Especies Exóticas Invasoras en Canarias" tiene a su disposición algo más de un millón de euros con los que combatir a las casi doscientas especies consideradas invasoras. Efectivamente, de las 1.567 especies introducidas en Canarias, 183 se consideran peligrosas e invasoras. Para poder llevar un control adecuado de estas hay que poner exhaustivos programas de control, monitorización y prevención.
 
 
Caenoplana coerulea. 
Fuente: Wikimedia
 
 
También es necesario educar e informar a la población para que sea consciente de los peligros que suponen las especies invasoras. La experiencia piloto que se está llevando a cabo en estos momentos prevé la creación de un sistema de alerta temprana, que funcionará como un servicio al ciudadano, de manera que cualquier persona que detecte la presencia de una especie podrá contactar con la administración, que se pondrá manos a la obra para controlar la invasión.
 
Entre los planes se cuenta con un equipo de trabajo que se desplazará, bien sea para recoger a la planaria azul o para lo que haga falta en su papel como defensores contra las especies invasoras. Estas acciones, por descontado, se llevarán a cabo bajo la dirección técnica del Servicio de Biodiversidad de la Viceconsejería de Medio Ambiente del Gobierno de Canarias, contando con la participación de los Cabildos y administraciones locales, así como con la colaboración de todos los ciudadanos que ayudarán a velar por la salud biológica de las islas.
 
 
 

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita y mejorar nuestros servicios. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, así como cambiar la configuración de cookies en cualquier momento. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.

  Acepto el uso de cookies de este sitio